Ciática

El nervio ciático comienza en la médula espinal, pasa a través de las caderas y las nalgas, y luego se ramifica hacia abajo en cada pierna. Este nervio es el nervio más largo del cuerpo y uno de los más importantes, ya que tiene un efecto directo en la capacidad de controlar y sentir las piernas. Cuando este nervio se irrita o comprime, se experimentará “la ciática”.

La ciática es una sensación que puede manifestarse como un dolor de moderado a insoportable que se siente en la espalda, las nalgas y las piernas. También se puede sentir debilidad o entumecimiento en estas áreas. La ciática es un síntoma causado por una lesión subyacente al nervio o a un área que afecta al nervio, como las vértebras (los huesos en el cuello y la espalda).

Según la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos, el padecimiento de ciática es más probable que ocurra entre los 30 y 50 años de edad.

01-31-nov

¿Qué causa la ciática? La ciática puede ser causada por una serie de condiciones que involucran la columna vertebral y que pueden afectar los nervios a lo largo de la espalda. Otras veces, la causa es una lesión, como caídas o tumores de los nervios espinales/ciáticos.

Las condiciones comunes que pueden causar la ciática se describen a continuación:

Discos herniados:

Las vértebras, o huesos de la columna, se separan por medio de cartílagos. El cartílago se llena con un material grueso similar al gel, para garantizar la flexibilidad y amortiguación, mientras la columna se mueve en las direcciones naturales. Las hernias discales se producen cuando la primera capa del cartílago rasga. La sustancia interior puede salirse y comprimir el nervio ciático, lo cual se traduce en dolor de las extremidades y entumecimiento. Se estima que una de cada 50 personas sufrirá una hernia de disco en su vida.

Estenosis espinal: También se le denomina estenosis espinal lumbar, esta condición se caracteriza por el estrechamiento anormal del conducto vertebral superior o inferior. Este estrechamiento ejerce presión sobre la médula espinal y las raíces del nervio ciático. Listesis o Espondilolistesis:

Esta es una de las condiciones asociadas del trastorno degenerativo del disco. Cuando un hueso vertebral (vértebras) se desplaza hacia adelante sobre el anterior, puede pellizcar el nervio ciático.

Síndrome piriforme:

El síndrome piriforme es una rara enfermedad neuromuscular en la que el músculo piramidal de la pelvis (el músculo que conecta la parte inferior de la columna vertebral de sus fémures) involuntariamente se contrae o endurece, causando la ciática. La ciática se produce debido a la presión que ejerce el apriete sobre el nervio ciático. El síndrome piriforme puede empeorar como resultado de acontecimientos tales como sentarse durante largos períodos de tiempo, la caída, o estar involucrado en un accidente leve.

Síntomas de la ciática:

La ciática tiene un tipo característico de síntomas. Si estás experimentando dolor que fluye desde la parte baja de la espalda a través de la zona de los glúteos y en las extremidades inferiores, normalmente es la ciática.

La ciática es el resultado de un daño o lesión en el nervio ciático, por lo que otros síntomas de daño en los nervios suelen estar presentes con dolor. Otros síntomas de la ciática pueden incluir:

Dolor que empeora con el movimiento.

Entumecimiento/debilidad: Este síntoma puede ocurrir en las piernas o los pies y por lo general se siente a lo largo del recorrido del nervio ciático. En casos severos, puede haber una pérdida de sensibilidad y/o movimiento.

Sensación de pinchazos de alfileres o agujas: Este es un hormigueo doloroso en los dedos de un pie o ambos.

Incontinencia: Este es el término para la incapacidad de controlar la vejiga o los intestinos. Este es un síntoma poco frecuente, parte del síndrome de la cola de caballo (que se explica más adelante) y es un signo de necesitad de atención inmediata.

Cuando debe obtener atención médica

Busca atención médica inmediata en caso de los siguientes síntomas:

  • El dolor se produce después de una lesión o accidente grave.
  • Tienes dolor repentino e insoportable en la pierna o espalda baja que se acompaña de entumecimiento o debilidad muscular en esa misma pierna.
  • No eres capaz de controlar la vejiga o los intestinos (síntoma del síndrome de la cola de caballo).

Síndrome de la cola de caballo o cauda equina

Este es un trastorno poco común que puede causar problemas de parálisis, de la vejiga y del intestino y disminución de la sensibilidad sexual, si no se trata. Debido a que este trastorno a menudo se desarrolla con lentitud, en cuanto aparecen los síntomas, es importante hacer una cita con tu médico de inmediato.

Los síntomas de este trastorno son:

  • Incapacidad para controlar la vejiga o los intestinos (esto incluye también la retención)
  • Dolor, entumecimiento o debilidad en una o ambas piernas, por lo que es difícil levantarse después de estar sentado; es posible que se observe al paciente tropezando al intentar levantarse.
  • Hay una progresión notable o pérdida repentina y grave de sensibilidad en la zona inferior del cuerpo, que incluye el área entre las piernas, los glúteos, los muslos, la parte posterior de las piernas y los talones y todo el pie.

Diagnóstico de la ciática

Dado que la ciática es, en sí, un síntoma que puede variar de estado a estado y de persona a persona, el médico primero querrá obtener tus antecedentes médicos completos. Esto incluye si has tenido alguna lesión reciente, donde se siente el dolor, y cómo se siente. El siguiente paso es un examen físico que incluye pruebas de tu fuerza muscular y los reflejos. Tu médico también podría pedirte hacer algo de estiramiento y ejercicios de movimiento para determinar cuáles provocan más dolor.

La próxima ronda de diagnóstico es para las personas que se han ocupado de la ciática durante más de un mes o que tienen una enfermedad grave como el cáncer. Los exámenes de los nervios le permitirán a tu médico examinar la forma en que los impulsos nerviosos se llevan a cabo y verificar si hay alguna anormalidad. Las pruebas de imagen permitirán al un médico obtener un vistazo de la columna vertebral, que le ayudará a determinar la causa de la ciática. Las pruebas de imagen más comunes utilizados para diagnosticar la ciática y encontrar su causa son las siguientes:

Radiografía de la columna vertebral: las radiografías normales no serán capaces de ofrecer una visión del daño del nervio ciático, pero una radiografía de la columna vertebral puede revelar hernias discales y otros daños en los nervios.

Imágenes por resonancia magnética (IRM): En una resonancia magnética se utilizara un imán y ondas de radio para crear imágenes detalladas de tu espalda.

Tomografía computarizada (TC): Una tomografía computarizada utiliza la radiación para crear imágenes detalladas de tu cuerpo. Tu médico tendrá mayores posibilidades de inyectar un colorante especial en la columna vertebral en un proceso llamado mielograma (CT) para ayudar a producir imágenes más claras de la médula espinal y los nervios.

01--31-nov

El tratamiento de la ciática

Al primer diagnóstico de la ciática, el médico a menudo te dará consejos para tratar tu dolor de ciática. Una de las cosas más importantes que debes recordar es mantener tus actividades cotidianas en movimiento lo más posible, ya que quedarse en la cama o evitar la actividad puede crear una situación peor.

Tratamientos en casa

Algunos tratamientos comúnmente sugeridos en el hogar se describen a continuación:

Remedios de Frio:

Puedes comprar bolsas de hielo o incluso usar un paquete de verduras congeladas. Envuelve la bolsa de hielo o vegetales congelados en una toalla y luego aplica sobre la zona afectada durante 20 minutos, varias veces al día. Esto ayudará a reducir la hinchazón y aliviara el dolor.

Remedios de calor:

También puedes comprar compresas calientes o almohadillas térmicas. Se recomienda el uso de hielo el primer par de días. Después de dos o tres días, cambia a calor. Si el dolor persiste, prueba con la alternancia entre el hielo y la terapia de calor.

Estiramientos:

El estiramiento suave de la espalda baja también puede ser útil. Una buena manera de hacer el estiramiento con calidad es conseguir, terapia física personal, o incluso clases de yoga de un fisioterapeuta o instructor conocido y capacitado en el tratamiento de tu lesión.

Medicamentos de venta libre:

El uso de medicamentos de venta libre, como la aspirina y el ibuprofeno, también pueden ayudar con el dolor, la inflamación y la hinchazón. Ten cuidado de usar aspirina excesivamente debido a sus posibles complicaciones, que incluyen sangrado estomacal y úlceras.

Ejercicio regular:

Cuanto más te mantienes activo, tu cuerpo libera más endorfinas. Las endorfinas son analgésicos producidos por el cuerpo. Mantén las actividades de bajo impacto en un primer momento, como nadar y hacer bicicleta estacionaria. A medida que tu dolor disminuya y tu resistencia mejore, crea un régimen de ejercicios que incluyan ejercicios aeróbicos, de estabilidad del abdomen, y entrenamiento de fuerza. Un régimen con estos componentes puede disminuir el riesgo de futuros problemas de espalda.

Medidas adicionales

Si los tratamientos en el hogar fallan para tratar tu dolor de manera eficaz, el médico puede sugerirte tomar nuevas medidas, como:

Terapia física: ejercicios que te ayudarán a mejorar la postura y a fortalecer los músculos de la espalda.

Medicamentos de prescripción: Los médicos pueden recetar relajantes musculares, que alivien el dolor eficazmente, e incluso antidepresivos. Los antidepresivos pueden aumentar la producción de endorfinas de tu cuerpo.

Inyecciones epidurales de esteroides: Los medicamentos corticosteroides se inyectan en una zona conocida como el espacio epidural. El espacio epidural es el líquido que rodea la médula espinal. Debido a los efectos secundarios, estas inyecciones se administran de manera limitada.

Cirugía: Se puede necesitar cirugía para el dolor severo o situaciones en las que el paciente ha perdido el control de sus intestinos y vejiga. Los dos tipos más comunes de la cirugía son la discectomía y la microdiscectomía. La discectomía es la extirpación de la parte del disco que está presionando el nervio ciático. La microdiscectomía es la extirpación del disco hecho a través de un pequeño corte mientras el médico utiliza un microscopio.

Tratamientos alternativos para la ciática

El mundo de la medicina alternativa está creciendo en popularidad. Hay una serie de remedios alternativos para la ciática. Estos incluyen:

Acupuntura: agujas esterilizadas se insertan en puntos clave que afectan el flujo de energía dentro del cuerpo. Este procedimiento es prácticamente indoloro.

Masajes: en todas sus variedades.

Factores de riesgo para desarrollar la ciática

Ciertos comportamientos o factores pueden contribuir en las probabilidades de tener ciática. Los factores más comunes para el desarrollo de la ciática incluyen:

Edad: A medida que el cuerpo envejece, se vuelve más probable que las piezas se desgasten o se descompongan.

Ocupación: ciertas carreras ponen mucha tensión en la espalda, sobre todo las que implican levantar objetos pesados, estar sentado por largos períodos de tiempo, o los movimientos de torsión.

La diabetes: Esta condición puede aumentar el riesgo de daño a los nervios.

Fumadores: Fumar puede causar que la capa externa de los discos de la columna vertebral se deterioren.

Cómo prevenir la ciática

Los siguientes pasos pueden ayudar a evitar la ciática o tratarla si ya se padece:

Ejercicio frecuente. El fortalecimiento de los músculos de la espalda y el estómago son la clave para mantener una espalda sana. Cuidado con la postura. Asegúrate de que tus sillas ofrezcan el soporte adecuado para tu espalda. Debes ser capaz de colocar tus pies en el suelo, y asegurarte de usar tus brazos en una posición natural.

El cómo te mueves tiene importancia: Cuídate al levantar objetos pesados de la manera adecuada, doblando las rodillas y manteniendo la espalda recta.

TRATAMIENTO CON BLOQUEOS FACETARIO Y BLOQUEO PERIDURAL CUANDO NO HAY RESPUESTA AL TRATAMIENTO MEDICO KINESICO

EN EL CASO DE UNA HERNIA DISCAL QUE NO HALLA RESPONDIDO A LOS TRATAMIENTOS ANTERIORES ES INDICADA LA CIRUGIA QUE SE REALIZA CON TECNICA DE MINIMA INVASION

EN EL CONDUCO ESTRECHO O ESTENORAQUIS SE PROCEDE IGUAL

 

                              

www.columna-vertebral.cl | Luis Pasteur 5292, Vitacura. | Teléfono: 02 754 9500 | info@columna-vertebral.cl

 Teléfono: 27549500 / 27549595 / 27549583

Todos los derechos reservados | Aviso Legal, Política de Protección de Datos.

Diseño web Piezacreativa.cl