La columna vertebral en la tercera edad

Dr. Fernando Larraguibel Salas

El tratamiento del paciente de edad avanzada constituye un verdadero desafío, ya que se debe tener conocimiento o interactuar con las distintas disciplinas ejemplo Neurología, Medicina Física y Rehabilitación (Kinesiología).

Las enfermedades a ésta edad se producen como consecuencia del envejecimiento de las distintas estructuras de la columna. Siendo lo de mayor frecuencia los problemas degenerativos, neurológicos, tumorales e infecciosos.

Envejecimiento Muscular: Este se acompaña de involución grasa y atrofia muscular, se ve agravada por el sedentarismo.

Envejecimiento del disco intervertebral: Si viene cierto las hernias de columna son más frecuentes en la tercera y en la quinta década también se presentan posteriormente. El envejecimiento discal se acompaña de una perdida de volumen del núcleo pulposo por deshidratación.   Después de los 60 años el 90% de los discos presentan degeneración avanzada.

Artrosis interapofisaria posterior (facetas): La disminución de altura discal produce un aumento de la presión a nivel de las articulaciones posteriores produciendo artrosis facetaria.

Estudio del paciente con dolor de columna: Lo primero es hacer un estudio general y lo más completo posible, descartar otras enfermedades especialmente tumores. La base para realizar esto es como toda enfermedad, anamnesis y examen físico,  exámenes complementarios según cada caso. En caso de problemas de columna los exámenes de mayor utilidad son la Resonancia Magnética (RM) y las Radiográficas Dinámicas en algunos casos, se realiza TAC (Scanner) cuando no es posible tener la RM.

Artrosis raquídea: Se produce por la degeneración del disco y de las articulaciones facetarias. Se ve a nivel cervical y lumbar.

Artritis reumotoidea: Se manifiesta como un dolor cervical alto, ésta afección compromete la columna cervical especialmente a nivel C1 – C2.

Artrosis costo vertebral: Corresponde al dolor producido por la articulación que existe entre la columna y la primera costilla.

Espondilodiscitis: Se trata de un proceso infeccioso que compromete el disco intervertebral y las vértebras adyacentes. Es un dolor que no se alivia con el reposo en cama y es generalmente nocturno.

Espondilolistesis: Corresponde al deslizamiento de una vértebra sobre otra, puede ser producido por distintas causas, pero tiene en común el dolor y a veces el compromiso neurológico.

Estenoraquis (Conducto Lumbar Estrecho): La mayor parte de las Estenosis son debidas a una agravación de un estrechamiento constitucional del conducto lumbar por lesiones degenerativas (Artrosis Interapofisiarias Posteriores).

Hernia discal: La Hernia Discal es una de las manifestaciones del proceso degenerativo del disco, se observa principalmente entre los 30 y 50 años se puede ver más tardíamente y lo más frecuente es que asocie a otras enfermedades de la columna como el conducto estrecho.

Cifosis: Es producida por numerosas causas, lo más frecuente es que sea secundario a colapsos vertebrales osteoporóticos. También se ve en las enfermedades de parkinson y enfermedades musculares.

Tumores (metástasis o mielomas vertebrales): Los cánceres de origen mamarios, bronco pulmonares, prostáticos o renales comprometen la columna produciendo dolor según sea el nivel comprometido.

El tratamiento es específico para cada enfermedad, por lo que se requiere un estudio completo para analizar las distintas opciones terapéuticas.

 

                              

www.columna-vertebral.cl | Luis Pasteur 5292, Vitacura. | Teléfono: 02 754 9500 | info@columna-vertebral.cl

 Teléfono: 27549500 / 27549595 / 27549583

Todos los derechos reservados | Aviso Legal, Política de Protección de Datos.

Diseño web Piezacreativa.cl